Chávez y Arauz: convertir una derrota en victoria. Por Yoselina Guevara L. (*)

“Lo felicito por su triunfo electoral de hoy y le mostraré nuestras convicciones democráticas (...). Hoy no es el final, es el comienzo de una nueva etapa de reconstrucción del poder popular, arduamente necesaria para nuestro país ``.

Con estas palabras felicitaba Andrés Arauz a Guillermo Lasso, ganador en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ecuador.

En las frases pronunciadas hubo una cierta remembranza del célebre discurso del Comandante Hugo Chávez: “Compañeros, lamentablemente, por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados en la ciudad capital. (…) Oigan mi palabra, oigan al comandante Chávez, que les lanza este mensaje para que, por favor, reflexionen y depongan las armas. (…) Yo, ante el país y ante ustedes, asumo la responsabilidad de este movimiento militar bolivariano”.

Los puntos de coincidencia no son pocos, aunque sean dos escenarios totalmente distintos: Ecuador elecciones presidenciales, (11 de abril de 2021) y Venezuela Golpe Militar (4 febrero de 1992). Por una parte en Venezuela, un país donde nadie asumía responsabilidades de absolutamente nada, con una clase política corrupta entregada a los intereses norteamericanos y un pueblo sumido en una situación crítica en todos los ámbitos, un joven comandante, Hugo Rafael Chávez Frías aceptaba valientemente ante millones de personas su derrota militar. De parte de Arauz, un joven político, también hay una asunción de una responsabilidad ante los ecuatorianos y ecuatorianas, no habló de fraude masivo, de suspensión del conteo de votos o de robo electoral.

En unas elecciones donde el movimiento Unión por la esperanza (UNES) tuvo tantas dificultades, desde la inscripción de sus candidatos hasta las acusaciones y difamaciones. como parte de una campaña sucia cuyo blanco era quienes representaban al correismo, cualquier declaración de Arauz en contra de los resultados hubiese podido generar una crisis, una desestabilización del país de grandes dimensiones, por ello de los perdedores depende la dinámica política.

El reconocimiento de una derrota es fundamental para el funcionamiento de las instituciones, pero aún más importante para la preservación de la paz de una nación. En el caso específico de los procesos electorales estos conllevan inevitablemente a la aceptación del juego político, esto es que se tienen todas las posibilidades de obtener tanto la derrota como la victoria.

Veamos por un momento la diferencia con lo que sucedió en los Estados Unidos con un Donald Trump que se negaba a entregar el poder, que en medio de su rabia desatada no reconocía la victoria de Joe Biden y que además de ello se divirtió encendiendo los ánimos hablando de un fraude que no pudo demostrar y repitiendo obsesivamente que las elecciones estuvieron viciadas, siempre sin ninguna prueba, sin importarle ni un momento las cifras que llevaron a Joe Biden a ser proclamado presidente. Aunque este último no sea un dechado de virtudes y por el contrario hasta ahora continúe mostrando lo peor y más criminal de la política mundial, amenazando con guerras y asignando sanciones a países y personas que no siguen su línea, en la continuidad del accionar imperialista norteamericano.

No hay ganadores ni perdedores eternos

“Ya es tiempo de reflexionar y vendrán nuevas situaciones y el país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un destino mejor. Así que oigan mi palabra ``. Con ello afirmaba el Comandante Hugo Chávez ese 4 de febrero que se generaría un cambio en Venezuela, despertando la esperanza para un pueblo que aún más allá de su muerte física sigue fiel a sus enseñanzas y a sus ideales.

Después la historia le daría la razón, se generaría el huracán bolivariano que sigue vivo surcando palmo a palmo Venezuela, aún a pesar de los ataques de los Estados Unidos, los gobiernos lacayos y los traidores a la patria. “Hoy no es el final, es el comienzo de una nueva etapa de reconstrucción del poder popular, arduamente necesaria para nuestro país. En los próximos años estaremos organizados, construyendo y reconstruyendo a nuestra organización política. Va a ser un trabajo incansable, pero también tenemos el objetivo de poder construir esa nueva mayoría, el bloque histórico al que me he referido, representado por el progresismo”.

Con este discurso Andrés Arauz, al igual que Chávez también está abriendo un camino a la esperanza, pero la cual se construye día a día. Así como la construcción de un líder político no es algo que surja por arte de magia, tampoco la consolidación del poder popular surge de la noche a la mañana. Es el trabajo incansable como lo señala Arauz, un proceso de movilización continua; pero no nos referimos tan sólo a la movilización física, material el día de las elecciones. Hacemos referencia a la movilización política, intelectual día a día, que se hace persona a persona, politizando, hablando con quien no creyó o no entendió el proyecto político. Pero para ello como bien lo refiere Arauz, hace falta organización, construcción y reconstrucción, y ello va por edificar desde las bases populares del partido.

Esta es la aplicación de otra enseñanza política que nos deja Chávez: revisión, rectificación y reimpulso. No hay ganadores eternos, sino victorias o derrotas temporales; y es justamente en la derrota donde se mide la grandeza de un político. (*) Analista política, militante Bolivariana. Corresponsal en Italia de la Revista Correo del Alba.

LA BATALLA POR ECUADOR

Andrés Arauz Presidente de Ecuador: el regreso de la democracia popular

El 11 de abril hay elecciones de segunda vuelta en Ecuador. En el espacio “Militemos la Patria Grande”, hemos estado trabajando en un ciclo de reuniones digitales dando apoyo al candidato de Unidad por la Esperanza, Andrés Arauz.

Volcamos acá adhesiones a esa candidatura, verdadero desafío para toda la región y expresamos el más enérgico repudio a todas las maniobras antidemocráticas en curso que delatan la intención del poder oligárquico de impedir la voluntad popular mediante fraude. Pedimos a los veedores internacionales de los pueblos que extremen precauciones y vigilancia. Desde la pluralidad y diversidad de voces que se hicieron presentes durante más de dos meses construyendo articulaciones, militamos el espacio plurinacional y multiétnico de Nuestramérica, la Patria Grande de San Martín y Bolívar con la firme convicción de nuestro destino común, nuestra historia como guía y las desigualdades sociales y la dependencia económica como grandes males a resolver. La persecución política judicial (lawfare) y la desinformación (fakenews) son situaciones que padecen, en América Latina, tanto nuestros pueblos expoliados, sin derecho a la información, privados de una vida digna por la concentración de la riqueza y las economías monopolizadas, como nuestros dirigentes perseguidos, querellados, proscriptos y encarcelados. En Ecuador se han aplicado durante cuatro años cada una de estas herramientas del imperio. El sistema globalizado que llamamos neoliberalismo es el que debemos desmontar para que se consoliden nuestras democracias con bienestar popular y soberanía regional, en busca de la emancipación definitiva que sigue siendo el eje de nuestras luchas. Liberarnos del yugo de toda potencia extranjera y de las corporaciones trasnacionales tan poderosas como aquéllas, que intentan adueñarse de los recursos naturales de la región e imponernos sus ideas y valores mediante los medios masivos de comunicación y las redes sociales, sigue siendo nuestro desafío.

ADHIEREN AL DOCUMENTO

Victoria Tolosa Paz (Presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales); Jorge Taiana (Senador Nacional. Argentina); Claudia Bernazza, (Diputada Nacional, Argentina); Fernando Buen Abad (Dir. Centro Mac Bride UNLa. Miembro de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad. Red Verdad); Miriam Lewin (Defensora del Publico. Argentina); Pedro Páez Pérez (Economista ecuatoriano- Ex Banco del Sur- ex Ministro de Ecuador); Dolores Solórzano (Vicepresidenta de la Cámara Nacional de la Pequeña y Mediana empresa de Ecuador); Bernarda Llorente (Directora de la agencia de noticias estatal Télam); Stella Calloni (escritora y periodista, analista de temas internacionales); Jésica Tritten (Vicepresidenta y Gerenta General de Contenidos Públicos Sociedad del Estado (Encuentro, Pakapaka, DxTV y CONT.AR); Matilde Bruera, Diputada Provincial Santa Fe); Mara Brawer (Diputada Nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires); Jorge Rachid (Médico Sanitarista asesor del gobernador Axel Kicillof); Sergio Rodríguez Gelfenstein (Escritor y ensayista venezolano, analista internacional); Victorio Paulón (Secretario de Derechos Humanos CTA; Luis Cáceres (Secretario General de la Unión Obrera Ladrillera UOLRA); Jorge Canzoni (Rector de la Universidad Nacional de Avellaneda); Verónica Sforzin (Socióloga, Docente UNLP. Dir. Evaluación SIEMPRO-CNCPS); Ana Jaramillo (Rectora de la Universidad Nacional de Lanús; Raúl Rojas ( Editor del Portal Transformar Argentina); Alex Flores Álvarez (Va por Tí Ecuador); Eric Calcagno (Senador Nacional y Diputado nacional M.C., ex embajador en Francia); Mara Espasande (Directora del Centro Manuel Ugarte de UNLa); Julio Fernández Baraibar (Instituto Independencia, historiador, escritor, cineasta, Comunicador); Aritz Recalde (Docente universitario-Centro de estudios Hernández Arregui); Walter Formento (Director del Centro de Investigaciones en Política y Economía. CIEPE); Francisco Pestanha (Director del Departamento de Planificación y Políticas Públicas en la Universidad Nacional de Lanús); Marcelo Cabeza (Director del portal Transformar Argentina); Juan Lux. (ENPL Nacional); Néstor Borri (Centro Nueva Tierra); Carolina Moltrazio (Secretaria Ejecutiva FUA. MILES); Pedro Lanteri (Periodista. Radio Madres. Red de Comunicadores del Mercosur); Rodolfo Carrizo (Centro de Ex Combatientes de las Islas Malvinas- CECIM); Héctor Sosa (Editor de Motor Económico); Juan Javier Dávalos (Consejo de Participación Ciudadana del Ecuador); Jahaira Urresta (electa a la Asamblea Nacional de Ecuador); Ariel Ogando (Director de Wayruro Comunicación Popular, Jujuy); Leonardo Sai (Revista Cultural Espectros); Francisco Iturraspe (Docente universitario UNR-UCV-UMET, Corriente de Abogados laboralistas); Daniel El Profe Romero (Instituto Patria. Mueve); Bruno Capra (Grupo Bolívar); Eduardo Benedetti (Foro de Empresarios Nacionales de Argentina); Antonio Muñiz (Presidente del Partido Justicialista de Luján Argentina); Daniel Hermoza (Perú); Mario Burkun (Doctor en Economía de la Université Pierre Mendes France, de Grenoble, Francia, Emérito en UnM); Fabián Stecco (Agrupación de Trabajadores Legislativos Néstor Kirchner); Manuel González Rio (Asociación de asesores y profesionales parlamentarios de la República Argentina); José María Costa (miembro de la revista Hechos e Ideas, Sec. de la Cátedra Libre de Integración Latinoamericana y Caribeña de la UNLomas de Zamora); Yoselina Guevara López (Venezolana residente en Italia, Revista Correo del Alba); Irene León Trujillo ( Socióloga, Analista de Política internacional ); Jessenia García Herrera ( Organización Intercultural Montubia de la provincia del oro, Ecuador); Norma Aguinda Tanguilla (Comuna Kicwa Corazón del Oriente-Asociación de mujeres Kawsaykama de Orellana); Oswaldo Zhiminaicela (Director del Centro de Salud Inclusivo Chordeleg, médico Universidad de Cuenca); Verónica Vivanco Arellana (Presidenta ejecutiva de la Cámara Artesanal de Pichincha); Wilmer Santacruz (Coordinador de la red de Maestras y maestros por la Evolución Educativa de Ecuador); Silvia Núñez (Asambleísta electa por Chimborazo); Italo Ramón (Presidente del colegio de mineros de Azuay); Natalia Acurio (Red de medios comunitarios de Ecuador) Jorge García (docente, Universidad Politécnica Salesiana); Diego Cadena (CANAPE-Red Tienda Ecuador); María del Carmen Farfán (Foro de mujeres de Azuay); Paulo César Garate (Presidente de la Alianza Nacional por la salud); Sara García (Directora General de Empresarios por la Cuarta Transformación-México); Héctor Díaz (Brigada Cultural México); Carmen Salcedo (Asociación Latinoamericana de Micro y Pequeños Comerciantes); Omar Foressi (PJ Catamarca); Carlos Louge (Presidente del Instituto Silvio Gesell de Buenos Aires); Carlos Galano (Docente universitario, corriente de Pensamiento Ambiental Latinoamericano); César Crocitta (Economista, empresario Pyme, miembro del Grupo Bolívar); Amalia Goicochea; Analía Ruiz; Eduardo Aragón; Emanuel Bonforti (Docente UNLa); Ernesto Oscar Talero (Referente de la roque Comunidad Qadhuoqte del pueblo Qom Santa fe, de Rosario, Santa Fe, Argentina); Ezequiel Barbenza (Investigador Centro de Estudios Laborales); Federico Guillermo Formente; Fernanda Romero; Fernando Isas; Florencia del Valle (Agrupación 18 de mayo); Gustavo Marini; Héctor Anselmi; Hugo Garnero (Grupo La Capitana); Jessica Flax; Jorge Elizondo; Juan José Martínez (IPLAC) ; Marcela Barrenti; Marta Nesta (Doctora en Letras); Mario Molina; Mario Morant (Gremio Docente-IPLAC Instituto Pedagógico Latinoamérica y Caribe); Mario Perichon (Médico sanitarista Rosario) ; Polo Juárez; Nicolás González (Fe de radio); Carlos Gallardo; Raquel Pina; Roque Argüello (Tecnicoop, Cooperativa de Provisión de Servicios Cooperativos y Sociales); Sergio Daniel Rossi (Revista de puño y letra Rosario); Sergio Toto Monserrat (Villa Manuelita Rosario; Verónica Eixarch (Agrupación Sanitaria Ramón Carrillo de Rosario); Paola Louys ( Mesa empresaria justicialista); Carlos Norrih (Presidente de Pymesur); Víctor Hugo Huaranca (Secretario de DDHH de UOLRA); Ana Lemos (Secretaria de Interior de UOLRA); Silvio Prozzi ( Mesa empresaria Justicialista), Juan Francisco Numa Soto (Secretario general de la Regional CABA de FETIA); Eduardo Zonco Transformar Argentina La Plata); César Crocitta (economista empresario Pyme, Grupo Bolívar); Fabián Emilio Brown (General R, Docente universitario); Micaela Belén Díaz (Red Federal Juventud Militante); Solange Delannoy (Agrupación Garat, Facultad de Derecho UNR);  María Van Loy (Secretaria Nacional de Prensa de la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA)